Archivo | julio, 2012

Poetas

26 Jul

Marcos González Sedano

Los pájaros del jardín inglés compiten con Vivaldi en esta tarde de tormenta y de pasión. Nâzim Hikmet, el poeta turco, me acompaña. Voy siguiendo cronológicamente sus pasos. Y me viene a la memoria otro poeta, este español: Fernando Macarro Castillo, más conocido como Marcos Ana. A ambos el sistema les condenó a largos periodos de cárcel. Es esta, tal vez, una tarde de poetas muertos y de poetas vivos.

Cuando llegaron Nâzim y Marcos Ana a la cárcel, ¿estaban vacías o se encontraban ocupadas ya por los desposeídos? ¿Tendremos los de abajo hoy nuestros propios poetas? ¿Han construido ya los obreros las cárceles donde dormirán los trovadores? Benditos sean mil veces los Nâzim y los Marcos Ana.

Pero ¿y nosotros?, ¿dónde están nuestros poetas en esta tarde de tormenta y de pasión mientras suena Vivaldi y los pájaros compiten con él desde el jardín inglés? ¿Acaso ya no queden poetas, desapareció su oficio, se fueron al exilio o sucumbieron bajo la estética del postmodernismo?

 Yo conocí a un poeta, un día decidió marcharse y se fue sin decir adiós, con lo puesto. Nosotros nos quedamos esperándole sobre un banco de mármol frío en El Paseo de los Tristes.

 Llevo en el pecho un grito, un grito que no sale, es a causa de lo viejo que muere y de lo nuevo que se resiste a nacer. Porque estamos siendo expropiados hasta del agua que bebemos.  Porque los mercaderes han tomado nuestras vidas en sus manos y las venden como baratijas en los mercados internacionales.

Yo podría conjurar ahora, en este momento, entre el trueno y el rayo que termina de herir al acebuche, a los viejos poetas. Pero ellos ya nos dejaron la palabra.

Yo podría llamar a otros poetas. Invitarles a la insurrección, a aceptar la ruptura que los amos han provocado, a abandonar el palacio sin cobrar sus treinta monedas. Ellos ya conocen el mensaje de los chamarileros. En esta contienda no habrá reconciliación, no la habrá. Ya sabemos la  historia de aquella España. Los demócratas aún siguen enterrados en las cunetas.

Por eso invito a los poetas pardillos (aún) y a los viejos obreros de la palabra a la rebelión, a soñar el futuro a hacer el presente.  Si tuviese que pedirles algo en este momento, mis queridas amigas y amigos, mis apreciados desconocidos, les pediría que no abandonasen las calles, que no esperasen a recibir la fórmula magistral para luchar contra la injusticia. Y que sepan ustedes que expropiar a los ladrones es posible.

Si alguien me acusa de que esta carta es un panfleto, he de decirle que no renuncio a esa tradición tan noble aunque mi oficio no es el de escritor. Que no renuncio, ahora y aquí, al borde del precipicio, a la palabra. Porque “la poesía es un arma cargada de futuro”.

Marcos González Sedano

PD. Les invito a entrar en la página web: www.constituyentes.org

Comunicado de un verso

25 Jul

Ivan Rafael

Con objeto de recitarme en Huelga, me declaro en prosa.

La playa

25 Jul

Juan Distante, Buenos Aires, Argentina

El verano se ha ido con tus cosas a cuesta.

Sólo me queda barrer las arenas
con un paso enlutado
y encontrar las sombras
de tus perdidos clamores,
tu lápiz labial,
una horquilla,
tus preguntas,
el anillo,
tu esencia preferida,
la discusión sobre el desarreglo.

Tu acaracolada huella mutará mi forma.

Sólo me queda
pedirle al mar que no se la lleve
con la última ola,
hasta algún otro cierto
destonado verano.

Juan Disante
Buenos Aires – Fin del estío

Volvemos,..después de un invierno malo y una mala primavera

25 Jul

Volvemos, después de una pausa de cuatro meses, por motivos vitales que ahora no viene a cuento. El caso es que estamos otra vez aquí, esperando que siguas participando en nuestra plaza con tu poesía y tu indignación.  Nos tenemmos que poner al día porque después de esta pausa muchos habéis mandado vuestros textos y colaboraciones. Os pido disculpa por la larga espera, pero vayamos despacito que las prisas no son buenas,  de momento disfruta esta canción de  Fito y los Fitipaldis Sodadito Marinero que es pura poesía.

Adolfo Cabrales, Bilbao 1966

Él camina despacito que las prisas no son buenas,
en su brazo dobladita con cuidad0 la chaqueta.
Luego pasa por la calle donde los chavales juegan,
él también quiso ser niño pero le pilló la guerra.

SOLDADITO MARINERO CONOCISTE A UNA SIRENA
DE ESAS QUE DICEN TE QUIERO SI VEN LA CARTERA LLENA.
ESCOGISTE A LA MAS GUAPA Y A LA MENOS BUENA,
SIN SABER COMO HA VENIDO TE HA COGIDO LA TORMENTA

Él quería cruzar los mares y olvidar a su sirena,
la verdad no fue dificil cuando conoció a Mariela,
que tenia los ojos verdes y el negocio entre las piernas.
¡Ay que ver que puntería no te arrimas a una buena!

SOLDADITO MARINERO CONOCISTE A UNA SIRENA
DE ESAS QUE DICEN TE QUIERO SI VEN LA CARTERA LLENA
ESCOGISTE A LAS MAS GUAPA Y A LA MENOS BUENA,
SIN SABER COMO HA VENIDO TE HA COGIDO LA TORMENTA.

Después de un invierno malo, una mala primavera,
dime porqué estas buscando una lágrima en la arena.
(Varias veces)