LA MANO QUE TE DA DE COMER

9 Oct

Conrado Santamaría, La Rioja 1962

 


 

Tú nunca la beses,

muerde esa mano,

muérdela bien, te digo,

así,

a dentelladas,

sin rencor y con rabia

hasta llegar al hueso, donde duerme

bendito el tuétano de la verdad,

muérdelas todas,

todas las manos limpias

que te dan de comer, que te amparan y alivian

en las noches sucias de tu condena,

pues si con una mano – dicen – te dan la vida,

con la otra mano – digo – matan tu dignidad.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: