Dos poemas a Raztinger en su viaje a Madrid

21 Ago

Benito Gallardo Martín    Los Corrales, Sevilla, 1954

                                             ACRÓSTICO SOBRE EL BATICANO

 

                                                         E stancias descomunales

                                                         L abradas de oro macizo,

                                                        V acía en lo más preciso y

                                                        A barrotada en caudales.

                                                       T iene espacios siderales

                                                        I nfinitamente ricos,

                                                       C atedrales, hemiciclos,

                                                       A badías, embajadas,

                                                       N egocios, encrucijadas;

                                                        O pulencias que no explico.

HIMNO

POR LA APOSTASÍA

 

Llegó la hora de apostatar,

ser coherente con mi verdad,

que no me nieguen este derecho

porque no pienso resucitar.

¡ Apostasía, apostasía!..

 Es más hermosa la luz del día

para gozar el instante pleno

que la dogmática tontería

del penitente o el nazareno.

Yo pertenezco a la humanidad

y en una secta no quiero estar.

No soy amigo de un dictador,

soy partidario de autogestión.

¡ Apostasía, apostasía!,

que no soy rata de sacristía

ni soy oveja de tu redil:

soy pajarillo que abre sus alas

en pos de un mundo por descubrir.

 

Quiero armonía, quiero amistad,

¡hágase pronto mi voluntad!,

que yo me siento mucho mejor

cuanto más lejos la religión.

¡ Apostasía, apostasía!,

que no me mola la clerecía.

De mis principios soy soberano,

vayan con Dios siervos y amos.

Prefiero carne con papa frita

que confesarme con santa Rita,

prefiero el vino de Dionisio

a los ayunos de san Burguisio,

que me achicharren en una hoguera

a vestir santos y encender velas,

prefiero espacios de libertad

antes que un voto de castidad,

prefiero sexo de noche y día

que comulgar con santa María …

¡ Apostatar, apostatar!,

para crecer y evolucionar .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: