Secretas

7 Ago

Conrado Santamaría, La Rioja 1962


Con tegumentos ciegos y retráctiles

córneas,

se desplazan oblicuos bajo el légamo tibio.

Amarillos se nutren

de larvas de obediencia,

de los pútridos jugos que la inquietud destila.

Chapotean.

De repente,

a una señal de alarma,

refractarios, hostiles, rubricados,

emergen en enjambres

de una sombra a otra sombra

para ver qué ternura que brota parasitan.

Postiza la razón, cuando precisa

de ciénaga y verdugos.

Sabedlo,

vuestros nombres existen,

mas nada significan,

salvo el rastrero

aguijón de la muerte.

En vuestra soledad,

tan solo

concebiréis muñones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: